PROGRAMAS DE JUSTICIA RESTAURATIVA

Aunque la mayoría de enfoques en la justicia juvenil se concentran en castigar o tratar a los jóvenes delincuentes, el proceso de justicia restaurativa busca reparar el daño involucrando a toda la comunidad en la rehabilitación de los transgresores y haciéndolos responsables por su comportamiento. Estos programas basados en el fortalecimiento y con objetivos definidos están a cargo de equipos colaboradores formados por recursos del orden público, educativos, consejeros de salud mental, miembros de la familia, educadores y otros miembros de apoyo de la vida de un joven. La reorientación para alejarse del sistema de justicia criminal y ayudar a prevenir el comportamiento delictivo, la participación en pandillas y el absentismo escolar mejoran la calidad de vida en nuestra comunidad y nuestras escuelas.

ADELANTE

Este es un programa de colaboración entre WPD, PAL y PVPSA cuyo propósito principal es proporcionar servicios de intervención y prevención temprana para los estudiantes de grados 4 a 8 que viven en vecindarios de alta criminalidad en las áreas de Landis Avenue, Carey Avenue y Davis Avenue en la ciudad de

Watsonville. Este programa ofrece servicios de manejo individual de casos, una variedad de actividades prosociales y talleres para padres para apoyar el éxito académico y social del estudiante en la escuela.

CAMINOS HACIA EL ÉXITO (CAMINOS)

Caminos es un programa de diversión de 3 a 6 meses para el joven transgresor por primera vez que busca evitar mayor involucramiento de la justicia juvenil. Se ofrece a los estudiantes la oportunidad de participar en el programa Caminos y completar su plan de diversión individualizado en vez de asignarlos a libertad condicional juvenil. Los planes de diversión se desarrollan en colaboración con el estudiante, los padres y el equipo de manejo de casos del estudiante y pueden incluir la participación en actividades prosociales, orientación individual y/o familiar, talleres para padres y horas de servicio a la comunidad.

VALOR

Este es un programa de colaboración entre el Departamento de Servicios del Estudiante de PVUSD y PVPSA cuyo propósito principal es prevenir el abandono escolar apoyando a los jóvenes expulsados para volver a entrar a la escuela y abordar las barreras sociales, emocionales y académicas para tener éxito. Los estudiantes desarrollan un plan de apoyo individualizado que incluye el manejo individual de casos y servicios de orientación, y participan en horas de servicio a la comunidad voluntario para completar los requisitos para reinscribirse en el distrito escolar.

BASTA/Programa de reingreso

BASTA es un programa de distracción intensivo con un enfoque de equipo multidisciplinario. Los jóvenes tienen el apoyo de un grupo colaborador de recursos que puede incluir recursos del orden público, libertad condicional, un encargado de casos, consejeros, miembros de la familia y otros recursos de apoyo como maestros o entrenadores. BASTA sirve para evitar que los jóvenes ingresen en el sistema de justicia criminal creando un plan de responsabilidad orientado en objetivos y basado en la fortaleza y servicios especializados que utilizan servicios y recursos locales.